Federacion de Trabajadores de Puerto Rico

¿Por qué es nefasto el Proyecto del Senado 2085?

9 de junio-2:52 p.m

•         Porque permitiría a los patronos tener de rehenes por 24 meses a los empleados que recluten. Éstos no tendrían ningún derecho laboral y vivirían en una insoportable incertidumbre. Durante esos 24 meses, nadie les hará un préstamo, ni podrán hacer planes que impliquen compromisos económicos ya que en cualquier momento el patrono puede echarlos a la calle. Eso afectará negativamente la estabilidad de toda la familia trabajadora.

 

•         Porque es mentira que con alargar el período probatorio se generarán empleos y se reavivará la actividad económica. Ése es el mismo cuento que utilizó la Legislatura para favorecer a los patronos cuando enmendó la Ley de Cierre. El resultado de dicha iniciativa ha sido que los trabajadores perdieron beneficios y no se ha creado ni un solo nuevo empleo. ¿Hasta cuándo y hasta dónde llegará este Gobierno para complacer a las organizaciones patronales, que son las verdaderas autoras de este proyecto de ley?

 

•         Porque es mentira que los jóvenes no consigan empleo porque el período probatorio actual de tres meses es corto e insuficiente para adquirir destrezas en el trabajo. El altísimo desempleo entre los jóvenes y entre la población en general capacitada para trabajar es fruto de la incapacidad de los patronos para crear empleos. Éstos cabildean y obtienen cada vez más exenciones y privilegios, pero los empleos que prometen no aparecen.

 

•         Porque es un colosal embuste decir que el período probatorio vigente es causa para la deserción escolar, como se alega en la exposición de motivos de este engendro antiobrero. Las razones para abandonar estudios son de otra índole: pobreza de la oferta escolar, falta de un currículo coherente que motive a los estudiantes, y muchas otras, menos el hecho de que si algún día consiguen un trabajo tendrán que esperar tres meses antes de obtener la permanencia. ¿Acaso no será más la desmotivación cuando sepan que tendrán que esperar 24 meses para lograr una plaza regular? Además, ¿desde cuándo los patronos insaciables se preocupan genuinamente por la juventud, los estudiantes y la educación?

 

•         Porque en lo inmediato la extensión del período probatorio afectará a los trabajadores de patronos cuyos empleados no tengan una unión obrera y estén por tanto desprovistos de la protección de un convenio colectivo en el que se haya negociado sobre esa materia. A la larga, cuando venzan los convenios, los patronos pretenderán aferrarse al período probatorio extendido, o sea, a quitarles conquistas a los unionados.

 

•         Porque la Ley 80 que estableció el periodo probatorio de tres meses está vigente desde 1976, es decir durante los últimos 35 años, sin que haya hecho menos competitivos a los patronos que hoy quieren torcerla para su beneficio. Esos mismos patronos que utilizan a la Legislatura han acumulado cuantiosa riquezas y abultados caudales durante esos 35 años. No es que ahora sean menos competitivos porque tienen tres meses para decidir si retendrán a un trabajador en una plaza regular. Es que se han acostumbrado al güame de los subsidios, exenciones, privilegios del mantengo corporativo y se han tornado en capitalistas glotones, pero incompetentes.

 

Ésas y muchas otras razones demuestran que el Proyecto 2085 es un atropello de tipo semi-esclavista, es un anticipo de la llamada «reforma laboral» que este Gobierno pretende ir aprobando pedazo a pedazo para arrancarles protecciones y beneficios a la clase trabajadora.

 
You are here: